Se perdieron en el Chaco y la Virgen los salvó. ¡Ahora le agradecen con un gran asado!

Osmar Álvarez (29) y Raúl Villalba (38), vivieron una experiencia que jamás olvidarán. Ellos son de la zona de Pedro Juan Caballero y se dedican a la compra y venta de ganado. Un día, partieron rumbo al Chaco paraguayo para hacer negocios pero, buscando al hombre con el que debían hablar, se perdieron y por error ingresaron al Parque Nacional Defensores del Chaco.

Osmar, en compañía de sus hermanos. Via cronica.com.py

El calvario de los amigos apenas comenzaba; cuando intentaron volver, el vehículo que manejaban se descompuso y siguieron el camino a pie. Cansados, con hambre y sed, pasaron el día sin encontrar la salida. “Fue desesperante. Partimos tuna porque tiene agua adentro y tomamos ese”, relató Osmar, quien confesó que hasta consumieron hojas de amapola ante la falta de líquido.

Los días pasaron y los aventureros estaban desesperados, pues no tenían agua ni comida para sobrevivir. Pero fue en ese momento cuando obró un verdadero milagro. “Parece que Dios me dijo que mire hacia un árbol”, dijo Osmar, quien se dirigió hacia ese lugar y no pudo creer lo que vio: “encontré un bidón de 5 litros lleno de agua. Las esperanzas volvieron porque pudimos cargar un poco de batería”. Los días seguían pasando para Osmar y Raúl, que estaban cada vez más cansados y sólo se aferraban al recuerdo de sus seres queridos para seguir adelante.

Via brasasysabores.com

Pasaron ya dos semanas desde que se perdieron en el Chaco, cuando Osmar pidió con todo su corazón un milagro a la Virgen de Caacupé: “si encuentro el camino para salir voy a repartir asado a la estaca para la gente”, dijo. La Virgencita azul no tardó en responder al pedido de sus hijos. Poco después, los aventureros encontraron la salida y volvieron junto a sus familias.

Una vez que regresó a su casa, Osmar comentó a sus hermanos todo lo que vivió en esos días y lo que prometió a la Virgen de Caacupé. Fue así que toda la familia se puso manos a la obra, y el domingo pasado fueron hasta la Basílica para agradecer el milagro y compartir un gran asado con los vecinos en la plaza Tte. Fariña. ¿Qué opinás de esta sorprendente historia?

Fuente: cronica.com.py
Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.

Compartir en Facebook