Ella solo quería cumplir su sueño de juventud, pero terminó en la cárcel

En el año 2008, Wendy ingresó a la Escuela Secundaria Ashwaubenon en Green Bay, Wisconsin (EE. UU.). Con un abrigo color rosa y una mochila con corazoncitos, llegó hasta su aula, se sentó junto a los compañeros y tomó clases con normalidad.

Via cachicha.com

Via cachicha.com

Además, se anotó en el equipo de animadoras, bailó con ellas y hasta participó en las desenfrenadas fiestas estudiantiles. Hasta ahí todo es normal, ya que estas son las cosas que los jóvenes hacen normalmente.

Via elmundo.es

Via elmundo.es

El pequeño detalle es que Wendy no era ninguna adolescente; de hecho ya tenía 33 años. La extraña mujer no tuvo mejor idea que robar la identidad de su hija de y asistir nuevamente al colegio por dos semanas. La razón, es increíble. Seguí leyendo en la próxima página para saber de qué se trata.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.

Compartir en Facebook