Ella hizo un importante cambio en su vida antes de casarse, ¡y es sorprendente!

Los malos hábitos, la depresión o el simple aburrimiento, pueden llevar a una persona a tener ciertos excesos. Uno de ellos es la comida, ya que hay quienes buscan un refugio en los alimentos para calmar la ansiedad y los nervios.

Via @michelelizabethhh / instagram.com

Via @michelelizabethhh / instagram.com

Este fue el caso de Michelle Prado, de 26 años. Ella sufría de obesidad desde muy pequeña, cuando su adicción a la comida chatarra la llevó a comer hasta tres hamburguesas por día, siempre acompañadas de papas fritas y gaseosa.

Via @michelelizabethhh / instagram.com

Via @michelelizabethhh / instagram.com

Este problema la acompañó durante toda su juventud. Cuando cumplió 18 años y se graduó del colegio, Michelle pesaba 114 kilos. Al llegar a los 23 años su peso aumentó a 140 kilos, por lo que se sentía bastante insegura sobre su aspecto.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.

Compartir en Facebook